La operación del hematoma de mi Bulldog

Bueno, ya todos saben que Pierre tenía en su oreja un hematoma y que lo drenaron -si quieres saber más sobre esta historia puedes leer: El hematoma en la oreja de Pierre.

El resultado no tuvo éxito, ya que al día siguiente tenía nuevamente la oreja como si nada. Lo cual era de esperarse, generalmente con el primer drenaje se vuelve a llenar.

IMG-20150903-WA0018

El hematoma apareció de nuevo

Después de leer todos los comentarios decidimos operarlo, además que el hematoma crecía un poco cada día y temíamos que terminara peor.

Lo operamos el día de ayer. Anestesia general -que era mi gran temor-, pero en general la operación según el veterinario era sencilla, drenar y suturar la oreja. En total, contando la recuperación unas 2 horas.

La verdad todo salió súper bien, ya a las 5 de la tarde estaba listo para irse a casa y durante la noche estaba tranquilo. Parecía poco adolorido.

Llegando de la clínica

Llegando de la clínica

Hoy en la mañana le dimos su antibiótico, tratamiento durante 10 días y pastilla para el dolor, durante 4 días. Luego fuimos al veterinario para que le quitaran la banda que le colocaron para tapar la herida. Todo se ve muy bien, solo queda esperar que se recupere poco a poco y en 10 días ir a quitar los puntos.

20150904_182644

Como ven en la foto, la herida queda drenando un poco de sangre para que no se vuelva a formar el hematoma.

La herida, que todavía drena un poco de sangre

La herida, que todavía drena un poco de sangre

Quedan unas 4 semanas de recuperación, durante las cuales no puede dar largos paseos, ni dar brincos, además de usar un collar Isabelino suave para intentar que no pierda la estética de la oreja. Aunque esto último nos tiene sin cuidado, con su oreja caída parece un malo malón jejeje.

Con el collar suave

Con el collar suave

Ya iré contando más sobre el resultado de la operación.

¿Mi bulldog sufre de depresión?

Hace algunos meses Juliette enfermó y los veterinarios dieron 2 veredictos: tumor cerebral o un problema cervical que solo se solucionaría con cirugía.

Por cierto, aprovecho para agradecer a todos aquellos que se mantuvieron pendientes de su salud. E incluso muchos todavía preguntan por ella. Está amargada y llorona como siempre 🙂

Debido a su estado de salud, siempre muy débil desde que la adopté, y por su edad. Decidí esperar y no ponerme a operarla. Hacer un tratamiento con cortisona y tener paciencia. Como no los recomendó nuestro veterinario de España.

Luego de una semana en tratamiento, ella comenzó a mejorar y los episodios de dolor comenzaron a prolongarse. De tener 4 diarias, comenzó a ser 1 hasta que desaparecieron y volvió a ser la misma de siempre.

Al día de hoy, no sabemos realmente qué puede ser lo que le produjo esas 2 semanas de ataques de dolor. Pero no descartamos la depresión.

Juliette es una perra rescatada. Y desde el principio creo una gran conexión conmigo. Tanta que cuando yo estoy tiempo fuera ella deja de comer y se pone triste. Su enfermedad coincidió con un viaje en el que yo estuve un mes fuera, por lo cual no es descartable que lo que experimentó fue un cuadro depresivo.

Existe otra teoría que es la intoxicación, que es un post que tengo pendiente, porque luego de 3 meses Pierre comenzó con un cuadro similar a este, pero del que ya está recuperado.

En estos 2 vídeos podrán ver cómo se aceleraba su respiración y cómo se paralizaba su patita izquierda y su cara se quedaba como también paralizada. Luego de pasar los episodios, que podían duran entre 30 minutos y 4 horas, se quedaba tranquila y normal.

En todo caso, sigo muy atenta de su comportamiento, ya que nada es descartable, pero a su edad prefiero mantenerla lejos de la cirugía y de situaciones de estrés. Sobre todo porque es una perrita muy nerviosa y sensible.

Mi perro tiene un hematoma en la oreja

Tiempo sin escribir sobre los gordos, y no es porque no les haya pasado nada, que realmente es lo que me gustaría, sino que desde que nos mudamos a USA el tiempo ha sido bastante limitado y casi todo el que tenemos libre lo usamos para ir de paseos, pero poco a poco nos iremos poniendo al día con todo lo que ha pasado.

Hace unos 10 días comencé a verle a Pierre una bolita en la punta de la oreja, al tocarla era como líquido atrapado. No hice mucho caso y pensé que sería un picada. Hace 2 días se la vi mucho más grande, así que decidí llamar al veterinario para que lo revisara.

Pierre y el hematoma en su oreja

 Pierre y el hematoma en su oreja

Hoy fuimos al veterinario, y el diagnóstico fue: un hematoma.

Y ¿qué es un hematoma? ¿Por qué mi perro tiene eso?

Encontré una página que se llama Healthy Pets, donde dan una excelente y sencilla explicación sobre los hematomas en las orejas, que básicamente son: bolsas llenas de líquido en el interior de la orejera. Debido a la ruptura de los pequeños vasos sanguíneos que hay en el pabellón auricular o en la parte colgada de la oreja.

Resulta entonces  que el hematoma es sangre acumulada, resultado de los movimientos muy bruscos de la cabeza del perro, se pueden producir por un golpe, porque sacuden mucho su cabeza o por alergia constante que los hace rascarse.

Como ya he dicho en otros posts, Pierre es muy propenso a las infecciones en las orejas, con lo cual no es de extrañar que este padeciendo de esto.

¿Cómo curar el hematoma?

La buena noticia es que no es nada de que preocuparse, pero si de estar atento.

Hoy le drenaron la oreja, como primer paso para evitar la cirugía. Tiene que estar durante 1 día con la cabeza vendada, buscando que las paredes de la oreja se peguen nuevamente y no tengan espacio para formar nuevamente la almohada de sangre.

Pierre mientras lo curaban en el veterinario

Si esto no funciona, estoy cruzando los dedos para que sí, debemos operarlo. Lo que no me gusta para nada es que es anestesia general, ya sabemos que para los bulldogs esto es algo delicado.

Esta semana debemos estar muy atentos a su orejita, para saber qué debemos hacer.

Él está súper tranquilo descansando. Ya les iremos contando.

Lo bueno es que no le duele nada

Lo bueno es que no le duele nada

 

 

 

Mi Bulldog Francés tiene o un problema cervical o un tumor cerebral

Bueno… antes que nada decir que estoy sumamente triste…también pienso en toda esa gente que me escribe diciedo que en este blog se exagera y que es mentira que los Bulldog Francés no les da tantas cosas y que exagero… y es que al parecer a mi me tocaron los más enfermitos o qué!!!!!

El caso es que mi princesa está enferma… aquí está arrecostada en mis piernas mientras escribo 😦

Todo comenzó con unos chillidos de dolor, falta de apetito, una actitud de miedo todo el día, jadeos, temblores… ya tenemos casi una semana de esta pesadilla y luego de hacer análisis de sangre y evaluaciones neurológicas hay 3 opciones:

  • Daño cervical (mejor de los casos): operación
  • Tumor cerebral: operación de ser posible, dependiendo del tipo de tumor varia la dificultad de la operación
  • Meningitis

En fin, como ya los que leen saben tenemos menos de 2 meses de estar en Miami, y ni veterinario teníamos, con suerte llegamos a un buen veterinario cerca que luego de chequearla decidió referirla. Adicionalmente contamos con nuestro Rafa, que desde España nos está ayudando en este duro momento de decisiones difíciles.

Solo la resonancia para determinar qué tiene vale entre 2.400 y 2.800 dólares… a eso sumarle operaciones, medicamentos, etc.

Yo lo único que quiero es su bienestar y calidad de vida, no quiero un perro que sufra en operaciones y que no se valga por sí mismo. Quiero que ella este con nosotros el tiempo que tenga que estar sin dolor y calidad de vida.

Hoy tiene 5 mg de Valium encima y 5 mg de Prednisona y aun así tiene episodios de dolor…

Hay decisiones muy difíciles… sobre todo cuando quieres tanto a tu perro.

Por ahora aquí estamos, ella no se separa de mi… ni yo de ella. Me aterra pensar que quizás no la pueda abrazar pronto.

Quizás algún día me anime a poner los videos que tuve que hacer de los ataques por si puede ayudar a otros a saber si su perro tiene lo mismo. Por ahora podré una foto de lo guapa que es mi gorda.

juliette

Ya iré contando poco a poco la evolución de esto…

Si quieres saber cómo sigue Juliette, puedes leerlo en este post: ¿Mi bulldog sufre de depresión?

Y ahora el Apoquel llegó a nuestras vidas

Después de todo el cuento de la atópica y los efectos secundarios en mis gordis, tenía el post pendiente de la ida al veterinario.

De allí salieron 3 temas importantes:

  1. Juliette por sus continuos vómitos cambia del tratamiento de su alergia de la Atópica al Apoquel (de lo que realmente debe tratar este post)
  2. Pierre a pesar de vomitar la atópica, como cuando lo hace, pasan más de 2 horas y se entiende que absorbe los componentes (y que esto hace que igual tenga efecto) y como la toma cada 6 días, sigue tomando Atópica, pero con protector gástrico
  3. Juliette es un perro dominante (esto es otro post, pero sale de la ida al veterinario, y nunca me hubiese imaginado que era dominante)

 

Con respecto al Apoquel

Pues bien, nuestro vete Rafa nos recetó un nuevo medicamente que ayuda a aliviar el prurito, Apoquel.

En este link podemos ver los estudios que se han hecho sobre el medicamento

Por ahora hay pocas cosas que puedo decir:

1.- Se prueban 2 semanas tomando 2 pastillas (0 vómitos, con lo cual estamos felices)

2.- Juliette está excelente de su piel. Ayer llamamos al vete y nos dijo que si la veía más de 2 días racándose mucho lo llamara (espero no pase llevamos 12 días)

3.- Es caro, pero creo que tanto como la Atópica, al menos me cuesta 1.10€ la pastilla, y luego de la tercera semana solo tomará 1 (unos 30 euros mensuales). Espero que al igual que la Atópica se vayan añadiendo días de descanso y que así se abarate el costo del tratamiento.

4.- Por ahora es difícil de conseguir. No lo venden en todas partes y la única manera que tenemos de comprarlo es a través de la clínica veterinaria –con lo cual debemos ser planificados, difícil-.

Por ahora solo decir que vamos bien, 0 picor, 0 vómitos. En cuanto pase más tiempo y tengamos más experiencia con el Apoquel haré una entrada.

La atópica y mi bulldog francés

Como muchos ya saben mis perros, Pierre y Juliette, son muy alérgicos. Desde hace unos 3 años Pierre toma atópica (50 mg), y la verdad le ha ido muy bien… hasta ahora. Por su lado, Juliette al poco de tiempo de llegar a casa y estabilizarla comenzó también a tomarla y en honor a la verdad su evolución con esta pastilla no ha sido igual que con Pierre, pero es cierto que la ha ayudado a mejorar sus problemas de alergias.

Ahora bien, contaré la historia de cada uno por separado, y que al final se unen casi en el mismo resultado: vómitos, vómitos y más vómitos.

Pierre:

Desde muy pequeño comenzó con todos sus problemas de alergia, y su cuadro era bastante grave. Luego de muchos baños y cortisona, comenzamos con el tratamiento de atópica. Una diaria, luego interdiaria y así, hoy en día toma 1 cada 6 días y la verdad es que sus problemas de alergia ya son casi inexistentes. Ya ni usa camiseta. Se baña 1 vez al mes (porque es un marrano y se revuelva en todas partes). El problema es que desde hace casi 2 meses cada vez que le toca la atópica la vomita. He probado en darle omeprazol antes de la atópica y nada, sigue vomitando. Él la verdad se afecta poco: vomita, se lo come (tengo que ser muy rápida para que esto no pase) y sigue tan tranquilo jugando y haciendo su vida.

 Juliette:

Los problemas de alergia de Juliette han ido un poco más lento, ya que sus problemas se comenzaron a tratar cuando ya tenía 4 años (que fue cuando la adopté). A pesar de tener 2 años tomando atópica no ha mejorado el todo, siempre tiene las patas rojas, aunque sería injusto decir que no ha mejorado, porque está 1000000% mejor de cuando llegó, pero sigue con sus recaídas constantes. El caso es que con Julie ha sido más complicado, sobre todo porque desde el primer año ha comenzado a rechazar la pastilla. El verano pasado, comenzó en las noches (unas 3 horas luego de darle la pastilla) a jadear desesperada. Yo pensaba que era un golpe de calor. Me asusté mucho. Con el veterinario acordamos parar la medicación por un tiempo. Al cabo de unos 2 meses, comenzó la alergia y nuevamente decidimos comenzar pero con un gramaje más bajo. Cabe destacar que como con Juliette no funcionada a atópica de 50 mg decidimos darle de 100 para mejorar el resultado.

Al ver que vomitaba, pero ya no le daban los ataques de respiración (básicamente le costaba mucho respirar), el veterinario me sugirió darle la atópica congelada, porque así recomendaban en la casa farmacéutica. Así pues que, ahora congelada. Mejoró unos meses y otra vez, hala, pa’ fuera todo.

En fin, uno de esos días de atópica Juliette vomitó, pero esta vez se ahogó con el vómito (sé que es asqueroso pero bueno). Se quedó sin aire, desesperada caminaba jadeando, dando vueltas y subiendo su cabeza hacia arriba –como buscando aire-, toda babeada.

Recordé, que una vez que le pasó lo mismo, el veterinario me dijo: “cuando la veas así le metes una pastilla de cortisona y te la traes”. Pues eso hice, una pastilla de cortisona, respirar con ella y luego de 3 horas se calmó. No pude llevarla al veterinario, porque realmente yo era una mata de nervios y no era capaz de hacerlo. Así que llamé a urgencias, expliqué lo que hice y me dijeron que mientras no le viera la lengua morada no había problema. Espere, espere y espere. Luego de muuucho rato se calmó y se durmió. Descansamos.

Anoche, lo mismo, le tocaba atópica a los 2. Congelada, 3 horas antes les había dado el omeprazol. Comenzó Juliette vomitando, solo un poco. Luego Pierre vomitó. Pensé que ya estábamos listos… Luego Juliette vomitó y se ahogó nuevamente, mientras trataba de darle aire y socorrerla porque estaba ahogada, Pierre se comía el vomito y vomitó 3 veces más… ¿Cuántas veces he escrito vómito?

El tema es que Juliette pasó 2.30 hiperventilando. Le di la cortisona y me armé de paciencia para tratar de tranquilizarla. La pobre perra estaba ahogada y eran casi las 11 de la noche. Llamé al veterinario, expliqué lo que había hecho. Nuevamente la pregunta: “¿De qué color está la lengua? Roja, pues a esperar, a calmarse.

atopica

 

Esta foto se la pase a mi esposo a ver si el también le veía la lengua roja, porque ya no sabía ni que veía yo

En fin, no más Atópica. El sábado vamos al veterinario, porque al parecer hay un nuevo tratamiento para la alergia. Ya les contaré.

Por lo pronto voy a esperar sin darles nada más y ver qué pasa.

Cachorros de Bulldog Francés en adopción

A todos los que escriben preguntando si conocemos de cachorros de pocos meses de adopción, les decimos que ¡SÍ!

 Al fin un caso, de un bebé que busca una casa: Madiba.

BEBE

Pero, ups, sorpresa, tiene hidrocefalia.

Disculpen la ironía, pero de verdad, cada vez que alguien envía un mensaje preguntando si sabemos de bebés en adopción, me molesto un poco, y explico las varias razones (me disculpo de antemano, porque siempre hay quien critica, pero solo las personas que están metidas en protectoras, perreras o que tiene un alto nivel de sensibilidad puede entender):

–  No dan bebés de raza en adopción, a no ser que sea tu mejor amigo o familiar, lamentablemente la gente pone a sus perros a criar para lucrarse

–   Los perros cuando son bebés son monos, todos los quieren, luego es que molestan, y es ahí cuando están en adopción o cuando están enfermos

–   Hay muchos perros esperando una oportunidad, no solo los cachorros. Cuando de verdad quieres adoptar te da igual la raza y edad. Si quieres un cachorro de Bulldog Francés lo compras. Y si no tienes para pagar por él, mucho menos tendrás para pagar su manutención que es muy caro. Te aconsejo este post para entender esto.

Mi consejo: si quieres un bebé y decides comprarlo. Bien. No es criticable que quieras un cachorro. Son adorables. Pero toma en cuenta que si pagas muy poco, seguramente fue vendiendo en los países del Este o en algún criadero ilegal, que nació en condiciones deplorables y que los venden por kilos, sí, como lo lees por kilos, como las patatas. Así que si compras, verifica que sea en un criadero legal.

Si decides adoptar y quieres un Bulldog Francés, te entiendo. Son adorables. Tengo 2. Pero entonces ve más allá de su edad y decide darle una segunda oportunidad. La mía tenía 4 años cuando la adopté, y la próxima vez será mayor.

Por otra parte, si quieres adoptar y quieres un bebé, mira los miles de cachorros que están esperando una oportunidad, quizás no son Bulldog Francés, pero te van a agradecer toda su vida tu amor.

RECUERDA: 9 de cada 10 perros termina abandonado por sus familias.

Lo siento si nos les gusta el post. A mí no me gustan los perros abandonados ni la gente inconsciente.